Se inaugura nuevo Museo de Bomberos (MUBO)

Con la presencia de la Presidenta de la República y el Ministro de Cultura se inauguró el Museo de Bomberos (MUBO), un proyecto que forma parte del Programa Legado Bicentenario y que el Cuerpo de Bomberos de Santiago pone a disposición de la ciudadanía para dar a conocer su historia y patrimonio.

Ubicada en el Cuartel General de Bomberos, que además es Monumento Histórico Nacional, esta nueva propuesta cultural contó para realización con el apoyo del Gobierno Regional Metropolitano, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y de la empresa privada.

En la inauguración, la Presidenta Bachelet destacó el pasado de la institución: “sabemos que es una historia muy dura en muchos de sus capítulos; sabemos que las grandes tragedias que golpearon a nuestro país despertaron la iniciativa de cientos de voluntarios, dispuestos a acudir en ayuda de sus compatriotas, dispuestos a arriesgar sus vidas para salvar a quienes enfrentan el peligro del fuego, más las otras funciones que sabemos también desempeñan”.

Por otra parte, el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, cuya cartera financió la reconstrucción del Cuartel General de Bomberos, dañado tras el terremoto de 2010, valoró la reapertura del Museo de Bomberos: “Como Consejo de la Cultura estamos muy felices de haber podido aportar y contribuir en la reapertura de este espacio, colaborando en la primera etapa que significó la rehabilitación del Cuartel General. Este Museo será una buena oportunidad para visibilizar, valorar, difundir y preservar la historia y el patrimonio cultural de los Bomberos de Chile, y a la vez es una potente forma de homenajear la importante labor realizada a lo largo de su historia”.

El Superintendente de la Institución, Erick Folch Garbarini, detalló cómo se inició el proyecto y lo que comprendió la magnitud de la tarea: “Este nuevo Museo de Bomberos de Santiago, comenzó a gestarse precisamente cuando celebrábamos nuestro Sesquicentenario, bajo la Superintendencia de Juan Enrique Julio Alvear, en 2012. Fue así como al año siguiente ingresamos al programa Legado Bicentenario, tramitándose los permisos necesarios ante el Consejo de Monumentos Nacionales. A fines de ese mismo año, el Gobierno Regional aportó fondos por 500 millones de pesos para la puesta en valor del patrimonio, y el 2014 se iniciaron las obras civiles.”